DERECHOS DE LOS PROPIETARIOS CUANDO LAS OBRAS EN LA COMUNIDAD AFECTAN A SU VIVIENDA

Derechos de los propietarios cuando las obras en la comunidad afectan a su vivienda

punto Mutua de Propietarios

 

Sabemos que hacer obras en la comunidad es un proceso molesto e incómodo para los vecinos que viven en el edificio, sin embargo, muchas veces es necesario superar este trámite para poder disfrutar de mejoras en el inmueble.

Hoy en el blog de Mutua de Propietarios os explicamos cuáles son los derechos de los propietarios si estas obras afectan a su vivienda, y veremos qué dicta la nueva Ley de Propiedad Horizontal en materia de obras.

Derechos de los propietarios si las obras en la comunidad afectan a su vivienda

Los ruidos, la suciedad por obras de vecinos o los problemas de accesibilidad durante las obras son algunos de los factores más negativos de las obras en una comunidad. Incluso, hay ocasiones en las que las obras en la comunidad traen consigo problemas con vecinos por obras. Es por eso que debes saber lo que te contamos a continuación.

Cualquier proyecto de obra del inmueble debe señalar cuáles serán las viviendas afectadas, en caso de que las hubiera. Si los daños son innecesarios, por ejemplo, que las obras de un vecino rompan la pared de otro, y otros daños que no están recogidos en la documentación de la obra, el propietario afectado tiene derecho a solicitar la indemnización pertinente a la comunidad, en función del Artículo 10.2.b. En este caso, no entrarían la suciedad por obras colindantes, pues se considera que es inevitable por lógica.

Si te preguntas si puedes negarte a una obra en una comunidad de propietarios, la respuesta es no.  La Ley de Propiedad Horizontal trata precisamente de esta cuestión en el artículo 9. Ningún vecino puede negarse a realizar obras en su domicilio, ni puede negarse a que pasen por su vivienda. Entendemos que esto puede ser frustrante, pero cuando las obras comunitarias deben realizarse en viviendas privadas, se hace por razones de fuerza mayor y por el bien de todos: el edificio y la comunidad de propietarios.

En el caso de que sea necesario que las obras comunitarias afecten a algunas viviendas, en función del Artículo 9.1c, es obligatorio que el propietario consienta la realización en su vivienda las reparaciones necesarias. Del mismo modo, tiene derecho a que la comunidad se haga cargo de todos los daños y perjuicios que esta obra le pueda ocasionar: estancia en un hotel, servicio de limpieza… El propietario afectado deberá elaborar un presupuesto con estos gastos y presentarlo al presidente de la comunidad antes de que finalice la obra.

En el caso hipotético de que el vecino no permita el acceso a su vivienda, la comunidad tendrá capacidad legal para ejercer acción judicial y obligar al propietario a ceder el acceso, y si esto ocurre y se producen costes o gastos, corren a cargo del demandado.

Debes saber, además, que la comunidad está obligada a dejar el apartamento en las mismas condiciones que estaba al comienzo del trabajo, lo cual aparece en la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 9.

¿Qué pasa si las obras de otro vecino afectan a tu vivienda?

Por último, también es importante conocer cuáles son los derechos de los propietarios si las obras que afectan a su vivienda no provienen de la comunidad sino de otra vivienda. Este supuesto también recoge los problemas que pueda haber entre vecinos por obras.

En ocasiones es imprescindible que las obras comunitarias en un inmueble afecten a algunas de sus viviendas, sin embargo, otras veces estas situaciones son perfectamente evitables.

El artículo 7 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) establece que cualquier vecino puede realizar las obras siempre que no altere la integridad de la edificación o su estructura.

Según el Artículo 7.1: “el propietario de cada piso o local podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquél cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, su estructura general, su configuración o estado exterior, o perjudique los derechos de otro propietario”. Al ocupante del piso no le está permitido desarrollar en él actividades prohibidas o “actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”.

Un acto contrario al artículo 7.1 de la Ley de Propiedad Horizontal suele producirse cuando un vecino quiere juntar dos viviendas o construir una sola. Es importante entender que los muros que rodean cada casa y la planta baja no son de los vecinos, sino de todo el edificio.

Por tanto, si las obras de otro vecino afectan a tu vivienda, éstas deberán detenerse. Si se han producido daños o perjuicios, el vecino afectado deberá presentar una demanda para obtener la indemnización procedente.

Finalmente, es importante matizar que para conocer de forma más precisa los derechos de cada propietario, es importante revisar también los Estatutos de su Comunidad.

Mutua de Propietarios

617 Posts publicados

Compartir

 

223 Comentarios

Nuevo comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, así como realizar tareas de análisis estadístico. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies