seguro de hogar

¿Cómo contratar un buen seguro de hogar?

punto Mutua de Propietarios

 

Aunque contratar un seguro de hogar no sea una acción obligatoria en nuestro país (excepto si adquieres una hipoteca, que estás obligado a contratar un seguro de incendio, cobertura que figura incluida en el seguro de hogar) la mayoría de la gente lo considera algo esencial para evitar que el inmueble se vea perjudicado por imprevistos como robos o inundaciones. Además de proteger tu hogar en este tipo de situaciones, dependiendo de las coberturas de cada seguro, es posible que también cubra otras cuestiones como los daños a terceros e incluso algún servicio extra que puede serte útil. Sin embargo, existen muchas dudas a la hora de contratar un buen seguro de hogar, ¡y nosotros queremos resolverlas! Sigue leyendo para descubrir los mejores consejos.

Consejos para contratar un buen seguro de hogar

La búsqueda de un buen seguro de hogar que cubra todas nuestras necesidades tras la compra de una vivienda puede ser una tarea complicada dada la gran oferta existente. Ocurre algo similar en caso de que queramos cambiar el seguro de hogar de tu hipoteca. Aunque, como decimos, no siempre es obligatoria su contratación, es más que recomendable para evitar incurrir en gastos elevados en caso de que tenga lugar algún siniestro o imprevisto en nuestra vivienda. Ante alguna de estas posibilidades, esto es lo que debes tener en cuenta a la hora de realizar la contratación de un buen seguro de hogar:

Coberturas

Lo principal cuando procedemos a cambiar nuestro seguro de hogar o simplemente a contratar uno tras la compra de un inmueble, es fijarnos detenidamente en las coberturas básicas. Es decir, en qué situaciones se hace cargo el seguro de reponer los bienes o de indemnizar por daños. Es importante saber qué incidencias cubrirá, así como qué bienes protegerá. También es importante tener en cuenta los daños a terceros.

Por eso, te recomendamos revisar las coberturas básicas, pero también elegir las coberturas extra que te ayuden a evitar imprevistos o simplemente te ayuden a mantener tu hogar en el mejor estado posible.

Características y uso de la vivienda

Cuando contratamos un seguro, especialmente el de hogar, olvidamos que es fundamental tener en cuenta las necesidades, características y uso del inmueble. Al fin y al cabo, no es lo mismo asegurar un chalet con jardín, donde deberás asegurar también los inmuebles al aire libre, que un piso pequeño. De igual forma, el tipo de construcción, la antigüedad o los materiales con los que está construida tu casa son cuestiones a valorar antes de contratar una póliza de hogar.

Por eso, te recomendamos elaborar una lista de las necesidades de tu residencia, tanto si es principal como si es secundaria, para adaptar tu seguro a ella. Del mismo modo, es recomendable tener en mente la meteorología o los alrededores, ya que así podremos adaptarnos de una forma más adecuada a posibles riesgos que pudieran ocasionar daños en el inmueble.

Contenido y continente

Además de tener presente el tipo de vivienda que queremos asegurar y sus principales características, debemos valorar el contenido y el continente. El contenido es todo aquello que se encuentra dentro de una vivienda, como muebles, electrodomésticos o dispositivos electrónicos, por ejemplo. Es importante hacer una estimación del valor del contenido para que la aseguradora lo tenga en cuenta a la hora de ofertar un seguro a medida. Así, también se podrá estimar el precio de la póliza.

Por su parte, el continente se refiere a todo lo que podríamos denominar “estructura” de la vivienda. ¿Y cómo se calcula el continente? Sólo tendrás que saber el coste medio de construcción del metro cuadrado de una vivienda de características similares, y multiplicarlo por los metros cuadrados de superficie construida de tu casa. Eso te dará una idea aproximada para poder elegir las mejores coberturas en tu seguro de hogar.

En caso de que se trate de un piso de alquiler, el contenido será normalmente propiedad del inquilino y el continente del dueño de la vivienda, por lo que cada uno deberá asegurar sus bienes. En caso de que la vivienda se alquile amueblada, los muebles del propietario se asegurarían en la póliza que contrate el propietario.

Otras garantías del Seguro de Hogar

En muchas ocasiones es necesario ampliar las coberturas de nuestro seguro más allá de la vivienda. En el caso de Mutua de Propietarios, puedes extender tus coberturas para tener defensa jurídica por ciberriesgos e incluso optimización de la factura eléctrica.

Si, por ejemplo, eres un propietario y estás alquilando tu segunda vivienda, es posible encontrar coberturas que cubran la limpieza de tu inmueble o la defensa jurídica del arrendador, entre otras. Algunos seguros de hogar como el de Mutua de Propietarios se adaptan completamente a tus necesidades en función de si eres propietario o inquilino, facilitando así que puedas proteger tu vivienda y todas tus pertenencias u objetos de valor.

Es cierto que al oír hablar de seguro de hogar pensamos únicamente en la seguridad de un inmueble, pero lo cierto es que puede llegar a cubrir cuestiones más allá de tus cuatro paredes, como la responsabilidad civil en caso de contar con vehículos de movilidad personal, por ejemplo.

Si estás pensando en contratar un Seguro de Hogar, en Mutua de Propietarios podrás personalizar al máximo tu póliza, añadiendo coberturas extra para garantizar que tu vivienda esté siempre protegida ante cualquier imprevisto. Contratar un buen seguro de hogar puede ser mucho más sencillo de lo que te habías imaginado. Ponte en contacto con nosotros y nos adaptamos a ti. ¡Te esperamos!

Mutua de Propietarios

476 Posts publicados

Compartir

 

Nuevo comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, así como realizar tareas de análisis estadístico. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies